jueves, 21 de junio de 2018

Mi querido asesino en serie - Alicia Giménez-Bartlett


Título: Mi querido asesino en serie.
Autor: Alicia Giménez Bartlett
Editorial: Destino
Año: 2017.

SINOPSIS.
El décimo caso de Petra Delicado. La inspectora con mas carácter, humor de la vida de nuestra literatura.
El nuevo caso de la inspectora Petra Delicado empieza cuando encuentran el cuerpo de una mujer de unos cincuenta años asesinada de modo brutal en su propia casa. Sobre el cadáver hay una carta de amor anónima que reivindica el asesinato, justificándolo con el abandono del presunto asesino por parte de la víctima. El caso lo llevan Petra, Garzón y un inspector del cuerpo de los Mossos d'Esquadra a quien sorprendentemente, pues es mas joven que Petra, le encomiendan el mando. Todos sabemos del carácter de Petra, y en este caso, el tesón para descubrir la intriga se verá entrelazado con su rebelión frente a una situación que le resulta inaceptable: ¿cómo puede ser que este joven mosso sea quien dé las órdenes?
Mientras tanto, siguen apareciendo cadáveres, y todo apunta a que nos hallamos ante un asesino en serie. El misterio está servido.

OPINIÓN PERSONAL.
He seguido toda la saga de la inspectora Petra Delicado y la verdad es que una de mis inspectoras literarias favoritas. Su fuerza, su humor un tanto cínico, y sus peleas, siempre el cariño, con su inseparable Garzón hacen que leer sus novelas sea siempre una delicia. Y esta vez no ha sido menos. Tenía ganas ya de reencontrarme con ellos y por fin lo he podido hacer.

La historia empieza con el hallazgo del cadáver de una mujer, una funcionaria de 55 años que vivía sola. La mujer ha sido hallada muerta y con una carta de amor encima del cadáver. El caso va a ser llevado en esta ocasión por Petra y Garzón, pero van a colaborar con los Mossos, la policía autonómica de Catalunya, concretamente con el inspector Roberto Fraile, y además éste va a ser el que lleve el mando del operativo. Y a Petra, eso no le va a hacer ninguna gracia, pues además de tener el mismo rango, Fraile es mas joven que ella.

" Avanzando por el pasillo, Garzón dijo:
- Antes de que empiece a blasfemar, piense que, si no hubiera colaboración con los mossos, nos quedaríamos sin muerto. Éste les corresponde a ellos, sin ningún género de dudas.
- ¡Puaf! ¿Sabe quiénes se disputan a los muertos? Las aves carroñeras, y no me tengo por ninguna buitresa. No pienso protestar.
El subinspector se encogió de hombros.
- Con tal de llevar la contraria es usted capaz de convertirse en una palomita.
- ¡No me joda, Fermín, encima de que se nos viene encima un siniestro marrón, se hace usted el gracioso!
- ¡Perfecto, me gusta más verla así! Cuando se pone dócil me entra una preocupación..."

Y así, los tres se disponen a empezar la investigación. Y aunque a Roberto al principio le cuesta un poco encajar en el binomio Petra/Garzón, poco a poco va a ir entiendo sus sentido del humor, su genio y sus arrebatos. Y la cosa va a ir complicándose cada vez más a medida que van apareciendo más cadáveres de mujeres y todas tienen un denominado común.

Que la acción de la novela transcurra en Barcelona, mi ciudad, es siempre un aliciente más a la hora de elegir lectura. Me encanta reconocer los lugares por los que van deambulando los protagonistas durante su periplo por resolver su caso. Y el tono desenfadado de la novela es otro punto a su favor.

Una lectura con un caso muy interesante que los protagonistas van a tener que resolver, pero sobre todo, lo que más he disfrutado ha sido volver a reencontrame con Petra y con Garzón, sus peleas, sus bromas que tan solo ellos son capaces de entender, la relación que mantienen como si fueran un pareja que llevan muchos años juntos y se conocen perfectamente.... Como siempre, un placer leer a Giménez-Bartlett.




lunes, 18 de junio de 2018

Lecturas semanales.


Esta semana empezaré con dos libros que me apetecen muchísimo. La primera es Corazones negros, de Noelia Lorenzo Pino. He leído los dos libros anteriores de la autora que tienen los mismos protagonistas La sirena roja y La chica olvidada, y la verdad es que los disfruté muchísimo, y por lo poco que he leído de éste, seguro que lo disfruto igual.


Y por otro lado, La novia gitana de Carmen Mola. No he dejado de ver reseñas sobre esta novela, y a pesar de que tengo un montón de pendientes que debería leer antes, no he podido resistirme a empezar éste.


Y vosotros ¿ con qué libros tenéis previsto empezar la semana?

Feliz lunes!


jueves, 14 de junio de 2018

Cuando gritan los muertos - Paco Gómez Escribano


Título: Cuando gritan los muertos.
Autor: Paco Gómez Escribano.
Editorial: Alrevés.
Año: 2018.

SINOPSIS.
El Cuqui, el Tente y unos amigos dieron un atraco por encargo hace mucho tiempo, pero algo salió mal. Al Tente le amputaron una pierna y el Cuqui recibió una bala en la cabeza que lo mantuvo en coma durante años. Los demás murieron y ellos pagaron sus deudas con la sociedad en la cárcel. Ahora, el Cuqui ha cumplido su pena y vuelve al barrio para encontrarse con su pasado, con su presente, y con su viejo amigo el Tente.
Psicópata de manual, sin nada que hacer, sin familia, con un buen montón de problemas y con amnesia, volverá a cometer pequeños delitos para sobrevivir en compañía del Elena y el Mochuelo, dos personajes marginales propios de una barrio de las afueras de Madrid y antiguos conocidos. A pesar de estas desgraciadas eventualidades, consigue iniciar una vida más o menos rutinaria. La Reme Schiffer, enamora de él desde niña, consigue seducirlo e iniciar una relación un tanto peculiar: cuida de él y le da el cariño que le ha faltado desde siempre. Pero, invariablemente, todo vuelve, y cuando el Dandy , jefe de la mafia corrupta que le encargó el atraco, regresa de un pasado lleno de fantasmas, el Cuqui y el Tente deciden plantarle cara. Ya no son los críos que eran entonces. en la guerra que se va a desatar no habrá vencedores ni vencidos.

OPINIÓN PERSONAL.
Esta no es la primera novela que leo de Paco Gomez Escribano, y como ya habré dicho en otras ocasiones, sumergirse en su lectura es entrar dentro del mundo de los delincuentes marginales, de lo peor de la sociedad, con un aire a las películas quinquis ochenteras  de De la Loma, que nos describían las aventuras (o desventuras) de delincuentes enganchados a la droga. Y aunque en este caso no nos remontemos a dos décadas atrás, sino que la acción transcurra en la actualidad, el ambiente de la novela es el mismo.

Al igual que en las anteriores novelas del autor, Yonquis y Manguis, la trama transcurre en el madrileño barrio de San Blas, mas concretamente en Canillejas que ya conocemos gracias a sus otras novelas. En esta ocasión conocemos al Cuqui, un delincuente que tras fallarle un atraco, recibió un balazo en la cabeza que, además de tenerlo varios años en la cárcel, también lo ha mantenido mucho tiempo en coma y lo ha dejado con grandes lagunas mentales. Tras cumplir su pena, el Cuqui vuelve a su barrio de toda la vida, pero le va a costar reconocer a los amigos y ambientes tan conocidos años atrás.

" Es difícil ser creyente cuándo lees aquello de "... y Dios creó al hombre a su imagen y semejanza..." y luego conoces al Cuqui, un psicópata amnésico, borracho, camorrista, politoxicómano, atracador y expresidiario; vamos, un hijo de la gran puta. Pero un hijo de puta de barrio que, al fin y al cabo, siempre lo es menos que uno de esos listillos con estudios que en cuanto tocan poder roban, desfalcan y asesinan como si nada."


La historia nos la narra El Mochuelo, un joven perteneciente a una generación, pero que siguen cometiendo los mismos errores de la anterior, y cuyo hermano, El Brujo, de la misma quinta que el Cuqui y el Tente y perteneciente a la misma "camarilla",  perdió la vida años atrás.

Y son precisamente esos muertos los que gritan. Los muertos que dejó una vida de delincuencia y de drogas, unos muertos que se meten en la cabeza de nuestros protagonistas, y a los cuales no pueden dejar de escuchar.

" - Ahora, te digo una cosa, los muertos gritan, nuestros colegas gritan en mis sueños clamando venganza, tío, y cuando gritan los muertos, a mi me hierve la sangre por ellos, por ti y por mi. Yo puedo ser gilipollas , pero no soy un pringao. A mi ya me importa todo un huevo, ¿sabes?."

Escrita con un lenguaje coloquial y de la forma que hablarían los protagonistas de la novela, Cuando gritan los muertos , al igual que sus predecesoras, es la novela ideal si os apetece adentraros en el ambiente más quinqui y mas turbio de Canillejas. Real como la vida mismo, y tal como lo cuenta el escritor, poco te falta para sentirte dentro de una bar grasiento y lleno de gentes "de mal vivir". Muy recomendable.




lunes, 11 de junio de 2018

Esta semana leeré...


Sigo arrastrando alguna lectura anterior, pero esta semana tengo previsto leer El engaño de Charlotte Link, que me llamó la atención.


Y vosotros.... ¿qué leéis?

Feliz lunes!!

miércoles, 6 de junio de 2018

El francotirador paciente - Arturo Pérez-Reverte


Título: El francotirador paciente.
Editorial: Alfaguara.
Año: 2013.
Autor: Arturo Pérez-Reverte.

SINOPSIS.
Un encargo editorial pone a Alejandra Varela, especialista en arte urbano, tras la pista de Sniper, un reconocido artista del grafiti, promotor de acciones callejeras al límite de la legalidad - algunas de ellas con resultados fatales - del que casi nadie ha visto jamás el rostro ni conoce el paradero.
La búsqueda conducirá a la protagonista de Madrid a Lisboa, y ahí de Verona a Nápoles en su intento por descifrar cuál es el objetivo al que apunta la mira mortal del cazador solitario.

OPINIÓN PERSONAL.
A veces nos pasa que un escritor nos puede caer fatal como persona, pero disfrutar mucho de sus novelas. Y ésto es lo que me pasa con Pérez Reverte. He disfruta con muchas de las novelas de este autor, sobre todo las que son más policíacas que históricas, y este título me gustó desde el principio: desde luego, un francotirador tiene que ser paciente, para buscar el punto exacto de su objetivo, y luego... disparar.

Pero no, no va de francotiradores esta novela. Va de artistas urbanos, o de grafiteros, como lo queráis llamar. Pero no de lo grafiteros que más que embellecer ensucian las paredes y las puertas metálicas de los negocios (que también) sino de los que ven el grafiti como un arte, como una expresión libre, que no puede pagarse por ello, efímero en ocasiones (cuándo llegan las brigadas de limpieza al día siguiente) y duraderos en otros, considerados como auténticas obras de arte.

Y a uno de estos grafiteros, Sniper, es al que busca la protagonista de nuestra novela: Alejandra, Lex para los amigos, tras recibir el encargo de Mauricio Bosque, propietario y editor de una editorial especializada en catálogos y libros de arte lujosos. Mauricio quiere fichar a Sniper, respaldado por galeristas británicos y norteamericanos, para exponer sus obras en los mejores museos del mundo.

" - Lleva casi dos años escondido, con la cabeza puesta a precio, literalmente.
- Ya lo sé. Hablamos el artista más famosos y más buscado del arte urbano, a medio camino entre Banksy y Salman Rushdie... Una leyenda viva y toda esa murga. Pero tampoco es que se dejara ver mucho, antes de eso. En más de veinte años, desde que empezó como simple grafitero, casi nadie le ha visto la cara... Marca registrada y punto: Sniper. El francotirador solitario.
- Pero es que ahora quieren matarlo, Mauricio.
- Él se lo buscó - reía, malévolo -. Que apechugue."

Y ese es el problema, que no solo Lex está buscando a Sniper: un importante empresario, el hijo del cual falleció el caer desde un tejado en un edificio propiedad de la fundación presidida por su padre, cuando intentava pintar un grafiti en una convocataria, propuesta por el mismo Sniper y propagada por las redes entre todos sus seguidores. Biscarrués, el empresario, considera a Sniper culpable de la muerte de su hijo, y tiene muchos medios a su alcance para encontrarle...

La búsqueda del grafitero desaparecido llevará a Lex  por lugares como Portugal e Italia, siguiendo una serie de pistas proporcionadas por otros grafiteros, admiradores suyos. Una búsqueda llena de interferencias y de piedras en el camino, hasta llegar a un final, que a mi por lo menos, me ha dejado con la boca abierta.


" Al fondo del patio, ante las rejas  llenar de candados con promesas de amor y la tienda de recuerdos constelada de corazones, la estatua de bronce en tamaño natural de la doncella de Verona, habitualmente gastada su pátina por el roce de miles de manos de turistas que la acariciaban al fotografiarse con ella, mostraba un aspecto insual: tenía el cuerpo empapelado con billetes de cinco euros pegados con cola y barnizados con aerosol, y el rostro cubierto por una máscara de luchador mejicano que representaba una de las calaveras o calacas que Sniper solía utilizar en sus trabajos. Para que no quedase duda de la autoria, el pedestal de la estatua estaba decorado con la firma y el círculo cruzado de francotirador."

Había leído opiniones de que esta era una de las novelas más flojitas de autor. Desde luego, a mi personalmente me gustaron muchísimo más El club Dumas o La tabla de flandes, pero ésta también la he disfrutado. He aprendido cosas que no sabía acerca de los grafiteros que llenan a diario las paredes de nuestras ciudades, y he disfrutado de la búsqueda del famoso Sniper. Con una protagonista dura y un tanto alejada de las convenciones, El francotirador paciente es una novela con un toque de intriga, que te lleva hasta un final totalmente inesperado, y que entre medio te hace ver con otros ojos los rincones más clásicos de algunas ciudades europeas. Una novela ideal para desconectar y conocer un poquito más el arte urbano, que pese a tenerlo constantemente ante nuestras narices, no le prestamos (por lo menos yo) demasiado atención.




lunes, 4 de junio de 2018

Parón lector.


Tras una crisis lectora y de actividad del blog que ya está durado demasiado, he decido volver con él. Parece que mis ganas de leer están volviendo poco a poco (confieso que nunca me había pasado, y menos durante tanto tiempo), y en fin, como no hay mal que cien años dure, aquí estoy de nuevo. Espero poder seguir leyendo y publicando con regularidad.

De momento estoy terminando Cuándo gritan los muertos, de Paco Gómez Escribano, y empezando Aguacero de Luis Roso, que lo tenía pendiente desde hace mucho tiempo.



Y vosotros ¿qué leéis?

Feliz lunes!

jueves, 19 de abril de 2018

La muerte no es el final - Jordi Martí


Título: La muerte no es el final.
Autor: Jordi Martí
Editorial: Autoeditado.
Año: 2018.

SINOPSIS.
Arturo Ferriz, inspector de los Mossos d’ Esquadra ,y Bakunin, filósofo sin techo,
colaboran en la investigación del secuestro de un niño de dos años, hijo de un célebre
arquitecto de BCN, odiado por los que aman el modernismo.
¿Acaso este secuestro solo busca el rescate o hay algo más?
Es tan atractivo seguir la investigación del caso como la relación entre estos dos
personajes peculiares.
La muerte no es el final es una novela original, en la que un policía que trasunta
humanidad recurre al ingenio del sin techo ante las encrucijadas del caso. Se percibe
el cariño que ambos se profesan a través de sus diálogos, en los que el sarcasmo
es uno de los caminos para desovillar la intriga. Así contrapone la sabiduría de
Bakunin a la prepotencia del inspector Fabra,que no resuelve nada, pero al que
todos temen.
El autor desarrolla una especial novela policíaca en donde les otorga el verdadero
poder a los que menos lo persiguen.

OPINIÓN PERSONAL.
La muerte no es el final, es la segunda novela que escribe mi hermano, y esta la podéis leer también en castellano. Salvo el primer capítulo, que funciona como introducción para presentarnos al protagonista, la historia transcurre íntegramente durante un mes de noviembre, en el que el lector y el policía irán descubriendo a multitudes que viven en mundos muy ajenos impuestas por las modas, en una trama urdida entre la ficción y la realidad –la arquitectura de Barcelona y sus alrededores, que se nombra en el libro, existe- que desembocara en un final –al menos a mí me ha pasado- de los que encogen el alma.
Una novela que a ratos os hará reír, y a ratos emocionaros, y que no debéis leer en soledad, porque necesitareis ayuda para cerrar la boca cuando lleguéis al desenlace.

" En la escuela de policía de Catalunya, cuando los isntructores mencionaban su nombre, los aspirantes soñaban con alcanzar su gloria, todos querían ser como él, y cuando aparecía para dar una clase magistral, se apiñaban alrededor suyo como si fuese una estrella de rock.
Me había obligado a recurrir a él, porque la división de menosres no pagaba confidentes. Dicho así, no faltaba quien pensaba en elevadas razones morales o en el triunfo de la ciencia criminalística, pero la realidad era muy prosaica: no había."

Además, para llevar la experiencia más allá de la lectura, en el libro se esconden ocho huevos de Pascua. ¿Que son los huevos de Pascua? Son referencias culturales escondidas en un nombre, una frase, una cita... Quien primero encuentre los ocho huevos de Pascua, ganara el concurso. ¿Y el premio? Consiste en la facultad de elegir nombre, personalidad y papel de un personaje de la próxima novela de Jordi. Esto se puede usar en el buen sentido, por ejemplo ensalzando a un ser querido, o en el malo, y aquí, la imaginación de cada uno, que corra. Podéis seguir las pistas para encontrar los huevos en el Twiter de la novela @la_mort_no . Primera pista: Hay una referencia a un cómic conocido internacionalmente.


" Pagar rescates es una fuente de financiación de la delincuencia, y un incentivo para futuros secuestros y, por tanto, es ilegal. Por supuesto, no acusábamos a nadie por hacerlo, bastantes problemas tenían, y tampoco hubiera servido para disuadirles."


Además, el 30% del importe del libro se dona a la Fundació Arrels, que ayuda a personas sin hogar, como el mejor amigo del protagonista.

La muerte no es el final está disponible en Amazon Kindle por 2,99€, y si alguien desea el libro físico, lo tendrá en casa por 18€ más gastos de envío.