jueves, 14 de junio de 2018

Cuando gritan los muertos - Paco Gómez Escribano


Título: Cuando gritan los muertos.
Autor: Paco Gómez Escribano.
Editorial: Alrevés.
Año: 2018.

SINOPSIS.
El Cuqui, el Tente y unos amigos dieron un atraco por encargo hace mucho tiempo, pero algo salió mal. Al Tente le amputaron una pierna y el Cuqui recibió una bala en la cabeza que lo mantuvo en coma durante años. Los demás murieron y ellos pagaron sus deudas con la sociedad en la cárcel. Ahora, el Cuqui ha cumplido su pena y vuelve al barrio para encontrarse con su pasado, con su presente, y con su viejo amigo el Tente.
Psicópata de manual, sin nada que hacer, sin familia, con un buen montón de problemas y con amnesia, volverá a cometer pequeños delitos para sobrevivir en compañía del Elena y el Mochuelo, dos personajes marginales propios de una barrio de las afueras de Madrid y antiguos conocidos. A pesar de estas desgraciadas eventualidades, consigue iniciar una vida más o menos rutinaria. La Reme Schiffer, enamora de él desde niña, consigue seducirlo e iniciar una relación un tanto peculiar: cuida de él y le da el cariño que le ha faltado desde siempre. Pero, invariablemente, todo vuelve, y cuando el Dandy , jefe de la mafia corrupta que le encargó el atraco, regresa de un pasado lleno de fantasmas, el Cuqui y el Tente deciden plantarle cara. Ya no son los críos que eran entonces. en la guerra que se va a desatar no habrá vencedores ni vencidos.

OPINIÓN PERSONAL.
Esta no es la primera novela que leo de Paco Gomez Escribano, y como ya habré dicho en otras ocasiones, sumergirse en su lectura es entrar dentro del mundo de los delincuentes marginales, de lo peor de la sociedad, con un aire a las películas quinquis ochenteras  de De la Loma, que nos describían las aventuras (o desventuras) de delincuentes enganchados a la droga. Y aunque en este caso no nos remontemos a dos décadas atrás, sino que la acción transcurra en la actualidad, el ambiente de la novela es el mismo.

Al igual que en las anteriores novelas del autor, Yonquis y Manguis, la trama transcurre en el madrileño barrio de San Blas, mas concretamente en Canillejas que ya conocemos gracias a sus otras novelas. En esta ocasión conocemos al Cuqui, un delincuente que tras fallarle un atraco, recibió un balazo en la cabeza que, además de tenerlo varios años en la cárcel, también lo ha mantenido mucho tiempo en coma y lo ha dejado con grandes lagunas mentales. Tras cumplir su pena, el Cuqui vuelve a su barrio de toda la vida, pero le va a costar reconocer a los amigos y ambientes tan conocidos años atrás.

" Es difícil ser creyente cuándo lees aquello de "... y Dios creó al hombre a su imagen y semejanza..." y luego conoces al Cuqui, un psicópata amnésico, borracho, camorrista, politoxicómano, atracador y expresidiario; vamos, un hijo de la gran puta. Pero un hijo de puta de barrio que, al fin y al cabo, siempre lo es menos que uno de esos listillos con estudios que en cuanto tocan poder roban, desfalcan y asesinan como si nada."


La historia nos la narra El Mochuelo, un joven perteneciente a una generación, pero que siguen cometiendo los mismos errores de la anterior, y cuyo hermano, El Brujo, de la misma quinta que el Cuqui y el Tente y perteneciente a la misma "camarilla",  perdió la vida años atrás.

Y son precisamente esos muertos los que gritan. Los muertos que dejó una vida de delincuencia y de drogas, unos muertos que se meten en la cabeza de nuestros protagonistas, y a los cuales no pueden dejar de escuchar.

" - Ahora, te digo una cosa, los muertos gritan, nuestros colegas gritan en mis sueños clamando venganza, tío, y cuando gritan los muertos, a mi me hierve la sangre por ellos, por ti y por mi. Yo puedo ser gilipollas , pero no soy un pringao. A mi ya me importa todo un huevo, ¿sabes?."

Escrita con un lenguaje coloquial y de la forma que hablarían los protagonistas de la novela, Cuando gritan los muertos , al igual que sus predecesoras, es la novela ideal si os apetece adentraros en el ambiente más quinqui y mas turbio de Canillejas. Real como la vida mismo, y tal como lo cuenta el escritor, poco te falta para sentirte dentro de una bar grasiento y lleno de gentes "de mal vivir". Muy recomendable.




13 comentarios:

  1. Bueno, esto no es para mí, me imagino que es tipo El vaquilla y cosas así. Es que lo de meterme en esos mundos marginales no me va nada bien, son esas manías de lectores. Me alegro de que tú la hayas disfrutado. Está claro que la auténtica novela negra no es lo mío.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Uf ese ambiente me echa un poco para atrás, aunque me alegro que te haya gustado.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que este no me llama nada. Lo dejo pasar que estoy demasiado cargada de novelas del género que me atraen mucho más.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tiene pintaza. A ver si le hago un huequecín. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Aquí en el gato nos gusta mucho Paco Gómez Escribano, somos muy fans suyos, su estilo, sus temas nos gustan bastante, este no estoy segura pero creo que lo tiene mi chico o al menos lo tiene que recibir él, muy buena reseña.

    Besukis cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. Leí un par de libros del autor y me gustaron, así que no descarto hacerme con este :)

    ResponderEliminar
  7. Pues pinta bien. No me importaría nada leer y estrenarme así con este autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que tengo mucha curiosidad por este escritor y no he leído nada suyo. En la FLM no fui capaz de vencer mi vergüenza y acercarme a saludarlo y me arrepiento. Me alegra que te haya convencido.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Es un escritor que tengo pendiente pero que nunca encuentro un momento para hacerle un hueco, me apunto la novela por si acaso. Besinos.

    ResponderEliminar
  10. Hola! Que bueno que te haya gustado , a mi el ambiente truculento y el dama no va por el momento.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Este lo voy a dejar pasar, no me atrae suficiente y con todo lo que acumulo..
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Tengo otro título del autor pendiente. Si me gusta le lectura repetiré con este. Un besote.

    ResponderEliminar