lunes, 22 de septiembre de 2014

Visto por la calle...

Hola,

Yo pensaba, que, aunque los títulos de los libros, evidentemente según el idioma en que estén escritos, cambian, los nombres de los escritores eran los mismos aquí, que en Francia, en Inglaterra... en cualquier parte, pero me he dado cuenta de que en Praga no.

Esta es la edición española de La selección de Kiera Cass:


Y esta es una foto de una estación de metro de  Praga, donde la escritora se llama Kiera Cassová.


Y otra que me llamó la atención, La profecía del cuervo, de Maggie Stiefvater:


Que en Praga se llama Maggie Stievfaterová (perdón por la calidad de la foto, pero la tomé desde la escalera mecánica del metro, y allí las escaleras van a una velocidad que ni las montañas rusas)



No sé, me pareció curioso que el apellido fuera diferente, aunque las dos terminan en "ová" ¿Que opináis vosotros? Igual es una costumbre allí terminar en "ová" los apellidos de las mujeres, o significa algo, pero lo desconozco totalmente.



Y ya que estamos, una foto de las escaleras del metro donde se tomó la fotografía, que es el doble de largo y el doble de rápido que los de Barcelona.

Feliz lunes!

57 comentarios:

  1. Hola Laura... creo que debe tratarse de una costumbre, como tú dices, añaden el sufijo -ova- a los apellidos de las mujeres
    Bueno, no sé si a los apellidos de los hombres también lo hacen
    Feliz inicio de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo tampoco lo sé, pero es curioso. Me llamó la atención porque sabía los nombres de las escritores como eran aquí, si no, no me hubiera ni fijado :)
      Besos!

      Eliminar
  2. Vaya,vaya, nunca me había fijado, y ahora que lo has dicho no he podido resistirme a buscarlo.Se lo hacen a todas las mujeres,si están solteras llevan el apellido del padre más un "ová", y si se casan llevaran el apellido del marido más el "ová", significa que pertenece a esa familia.Y parece ser que se lo hacen tambien a las extranjeras...interesante^^ ¡gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias por haberlo buscado :) Ahora ya hemos salido de dudas !
      Besos!

      Eliminar
  3. No recordaba el metro de Praga, pero es verdad que es enorme. Sí, el sufijo ova, debe de ser aquí como el ez. Supongo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las escalera mecánicas son muy largas, por lo menos a mi me lo han parecido, que estoy acostumbrada a las de Barcelona. Ya hemos resuelto el misterio del "ova" :)
      Besos Aliena!

      Eliminar
  4. Vaya supongo que lo del nombre será por alguna cuestión de marketing. Me ha sorprendido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me sorprendió, pero ahora ya nos lo han aclarado :)
      Besos Albanta!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Me alegro de que te lo parezca :)
      Besos Tamara!

      Eliminar
  6. Es la adaptación de los apellidos eslovacos al género femenino. Algo que aquí no se hace y por eso nos choca, pero normal por aquellos lares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea :) Supongo que allí estarán acostumbrados a verlo,pero aquí nos suena raro.
      Besos!

      Eliminar
  7. Bueno, Zazu y Nusca ya se ha encargado de sacarnos de la duda. Menos mal, porque si no esta noche no dormía. Jajajajaja. Es curioso, sin duda. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, ya te imagino esta noche dando vueltas en la cama pensando en los susodichos apellidos, jajajjaja
      Besos!

      Eliminar
  8. Algo así me imaginaba por lo que hemos escuchado siempre, cuando era jovencita, me preguntaba porqué todas las mujeres en esos países,se llamaban casi igual en los apellidos. Curiosa las costumbres.

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, una costumbres que aquí nos llaman la atención. No me gustaría nada que aquí también lo hicieran. Sonaríamos todas igual :)
      Besos!

      Eliminar
  9. Interesante entrada, seguro que yo no me habría dado cuenta. Gracias a Zazu y Nusca por aclararnos el motivo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me di cuenta porque cada día cogíamos el metro en el mismo sitio, y ahí estaban :)
      Besos!

      Eliminar
  10. Curioso, es lo que tienen los idiomas, que dan ese juego. Me he quedado pensando en la velocidad de las escaleras, conozco a más de una torpecilla que lo pasaría mal por ahí :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo ni te cuento, que el primer día hasta me mareé, jajajaja.
      Besos Ana!

      Eliminar
  11. Ni idea, pero no deja de resultar curioso, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte que tenemos buenas seguidoras que nos lo han aclarado, porque yo tampoco tenía ni idea :)
      Besos Angela!

      Eliminar
  12. ¿Que raro no? jaja
    Como adaptan los apellidos a su idioma ^^
    No tenía ni idea de que lo hicieran.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que hay paises que tienen esas costumbres,aunque aquí nos parezca raro :)
      Besos Sheila!

      Eliminar
  13. Es curioso sí, yo pensé que los nombres de autores no se modificaban
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se ve que en según que culturas sí, y parece que solo los de las mujeres.
      Besos Tatty!

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Pues si :) Siempre se descubren cosas nuevas!
      Besos!

      Eliminar
  15. Jajaj, yo tampoco me había fijado, genial la curiosidad que nos traes hoy^^

    ResponderEliminar
  16. Algo había notado... quizá por alguna película, pero no me había fijado en los libros, la verdad, y también desconozco la razón.
    ¡Kilométricas escaleras, vaya... ¿Y veloces? Uf con lo torpe que estoy no querría otro esguince jajaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, laaargas y muy rápidas. Daba miedo hasta dar el paso para bajarse de ellas, jajajaja.
      Besos!

      Eliminar
  17. Da un poco de vértigo esa escalera!! ni me habría dado cuenta del añadido de los apellidos, menos mal que eres una viajera intrépida.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que cuándo veo algo de libros siempre me fijo :)
      Besos María!

      Eliminar
  18. Hola!!! jeje nunca me habia fijado, pero es un dato muy curioso.
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya me quedo por aquí, así que tienes un seguidor nuevo, el 700.
    Te invito a visitar mi blog y a seguirme si te gusta.
    Un saludo, nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jaime, bienvenido, con un número redondo :) Me alegro de que haya gustado la entrada. Ya te sigo en tu blog, pero he intentado comentar y no he podido, así que te lo digo aquí: felicidades por los seguidores :)
      Besos!

      Eliminar
  19. Pues no sabía nada, pero gracias por la info :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, a mi también me sorprendió :)
      Besos!

      Eliminar
  20. Yo también pienso que debe ser como una costumbre como Petrova y cosas similares. He encontrado esto:

    "Aparte del nombre y apellido, todos los rusos tienen un "patronímico" (ótchestvo), que es un derivado del nombre del padre de una persona y va despues del nombre propio. El patronímico se produce normalmente (hay excepciones para algunos nombres) al añadir el sufijo "-ovich" o "-evich" (para hombres) y "-ovna" o "-evna" (para mujeres) al nombre del padre. Por ejemplo, si el padre es Iván Petrov, la híja sera Olga Ivánovna Petrova, si el padre es Sergey Popov, el hijo será Vladímir Sergéevich Popov, etc."

    Ni idea del motivo exacto así que tendré que buscarlo más a fondo... me ha pillado la curiosidad.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias por la información Vanesa. Esos países tienen unas costumbres diferentes :)
      Besos!

      Eliminar
  21. Hola Laura!!!!

    Pues no me lo hubiera imaginado nunca, lo de los títulos sí porque aquí suelen hacerlo ya casi que como norma, sin embargo los nombres parece que no deberían modificarse pero ya vemos en las imágenes que no es así precisamente.Tal vez allí sea costumbre hacerlo, no tengo ni idea.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, eso parece :) De todo se aprende!
      Besos FG!

      Eliminar
  22. Qué curioso, sí, supongo que debe tener un motivo, alguna tradición. No sé si me habría dado cuenta, oye.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que llamaba la atención de que las dos terminaran en "ová" y además me parecieron unos apellidos muy raros, y después de ver tantas reseñas de estos dos libros por la red, al final ya te aprendes sus nombres :)
      Besos!

      Eliminar
  23. Qué curioso! ya he leído arriba la razón, nunca lo hubiera pensando.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco, pero ya ves... cosas que se aprenden viajando, jajajaja
      Besos!

      Eliminar
  24. Que bueno, yo creo que Mela tiene razón, lo añaden para decir que es la mujer de ... es decir Paulov, su mujer sería Paulova, pero aqui en el tema de los libros no entiendo que puede significar y no conservar el nombre y apellido original de la autora.
    El metro muy guapo.
    Besossssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lídia! Pues si, será eso, pero queda como muy machista no? Primero el apellido del padre, y luego el del marido... Bueno, ellos sabrán, jajaja
      Besos!

      Eliminar
  25. Hola ;)
    La verdad es que es muy sorprendente, es la primera vez que veo que cambien el nombre del autor de un idioma a otro. Será que en Praga hacen eso, desconozco el motivo, igual que tú.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Laura me encanta ver curiosidades de otros sitios. Ya sean o no de libros
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Lo que me faltaba, si ya me parecía mal que cambiaran las cubiertas (esta vez no) ahora van y cambian los nombres!
    Me ha parecido curiosísimo (y mal)
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Hola Laura pues si que has estado atenta, una historia curiosa, tal vez lo hagan para vender más o hacerla pasar por alguien del país. Un poco raro la verdad. Gracias por la entrada.

    ResponderEliminar